Queridos hermanos

Que el Señor esté con ustedes!
Les escribo este mensaje en el día de la Santísima Virgen de la Asunción. El motivo de la presente es invitarlos a todos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos a rogar por nuestros hermanos inundados y pedir, en modo especial a los niños y a los enfermos, que recen por esta intención.
Pedimos al Señor, si es su Voluntad, que cesen las lluvias y que al bajar el agua, quienes conducen los municipios y las provincias busquen soluciones que beneficien a todos, especialmente a los más pobres.
Sé que Caritas Arquidiocesana ya solicitó a las comunidades, recoger alimentos y ropa para paliar el drama de tantas familias necesitadas de ayuda.
La Santísima Virgen nos cuide a todos y nos ayude a ser fieles a Jesús, que quiere regalarnos a todos una vida de santidad.
Con afecto fraterno en Jesús y María.
                  + Agustín
Fecha agosto - 12 - 2015