Queridos hermanos sacerdotes, como es público el Santo Padre Francisco a pedido, para el próximo sábado, una jornada de ayuno y oración por la paz en Siria. Cada párroco verá en su comunidad la mejor manera de asociarse a esta iniciativa del Papa para implorar a Dios Nuestro Señor su paz para este mundo, en modo, especial para esta tierra en conflicto.
El Señor dé fecundidad a nuestras iniciativas y nos conceda el don de la paz.
Con afecto fraterno.
                      + Agustín Radrizzani
Fecha septiembre - 5 - 2013