Queridos hermanos sacerdotes:

Acercándose la fecha del retiro espiritual anual, quiero recomendar vivamente, desde mi lugar de hermano y pastor, la necesidad ineludible de este alimento para nuestra vida y misión sacerdotal.

El Concilio en Presbyterorum Ordinis18, entre los recursos para fomentar la vida espiritual coloca “(…) Para cumplir con fidelidad su ministerio gusten cordialmente del coloquio divino diario con Cristo en la visita y el culto personal de la sagrada eucaristía; practiquen gustosamente el retiro espiritual y aprecien en mucho la dirección espiritual (…)”. También la Exhortación Apostólica Pastores Dabo Vobisen el número 80, hablando de los momentos, medios y formas de formación permanente elenca “Están asimismo los encuentros de espiritualidad sacerdotal, como los Ejercicios espirituales, los días de retiro o espiritualidad (…)”.  El Derecho Canónico, además, llama a esta práctica: can. 276,4.

 Como sabemos, el retiro tendrá lugar entre los días 27 al 31 de agosto, en Mariapolis Lía (O´Higgins) y será predicado por Mons. Luis Fernández, obispo aux. de Bs As. A través de los delegados de zona les pedimos que confirmen la participación. Si bien cada año, con alegría vemos que somos más, es necesario establecer un orden de prioridades y no dudar sobre esta primordial necesidad. No se podría faltar desde lugares donde haya más de un sacerdote; si es necesario, se podría prever la Celebración de la Palabra por parte de algún ministro.

Los espero y los encomiendo en la oración. Unidos en Jesús y María.

+Agustín.

Fecha julio - 24 - 2012